Publicidad
Saltar al contenido

Comprar una vivienda en un pueblo tendrá deducción del 10% en el IRPF

9 septiembre 2021
Venta de 4 viviendas unifamiliares en Montehermoso
Comprar una vivienda en un pueblo tendrá deducción del 10% en el IRPF

Comprar una vivienda en un pueblo tendrá deducción del 10% en el IRPF

La ley de medidas ante el reto demográfico incluye tipos reducidos en transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados

Hay medidas fiscales que ya se concretan en la norma. Entre ellas, destaca que los contribuyentes podrán deducirse de la cuota íntegra autonómica del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) el 10% de las cantidades que aporten en el año por la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual.

Con la campaña de la renta 2020 – 2021 ya comenzada, tal y como avisan desde Finect, lo primero que debemos tener en cuenta es que la vivienda siempre hay que incluirla en el IRPF. No importa si sacamos o no rendimiento por ella, si es de uso habitual o se utiliza como segunda residencia. Eso sí, las casuísticas importan, y mucho, a la hora de pagar más o menos impuestos

Así, la vivienda habitual está exenta de pagar impuestos. Es más, si se compró antes de 2013 podremos deducirnos un 15% de la hipoteca sobre un máximo de 9.040 euros, tanto en tributación individual como conjunta. Es decir, en la práctica, supone que si la declaración se presenta en pareja la desgravación máxima entre los dos sea de 1.356 euros, mientras que si se hace por separado cada uno puede desgravarse 1.356 euros. Esta deducción queda exenta, evidentemente, si se amortiza la hipoteca por lo que si se está pensando en acabar anticipadamente con el préstamo resulta aconsejable tener esta peculiaridad en cuenta.

Este beneficio seria para la vivienda habitual

Este beneficio es exclusivo de la vivienda habitual que, tal y como describe Hacienda, corresponde a la edificación en la que se resida durante un plazo continuado de, al menos, tres años. No obstante, se entiende que la vivienda tuvo el carácter de habitual, cuando, a pesar de no haber transcurrido los tres años, se produzca el fallecimiento del contribuyente o concurran otras circunstancias que necesariamente exijan el cambio de domicilio, como el matrimonio, la separación, un traslado laboral, la obtención del primer empleo, el cambio de empleo u otras circunstancias justificadas. Eso sí, para que una vivienda de reciente adquisición sea considerada como habitual, tiene que habitarse en menos de doce meses desde la fecha de adquisición o terminación de las obras

Comprar una vivienda en un pueblo tendrá deducción del 10% en el IRPF

Según la publicación de 20 Minutos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad